Sunday, October 29, 2006

Ganó el NO al autoritarismo

Los misioneros han demostrado al resto de la ciudadanía argentina que el voto vale si se sabe ejercer, y por eso votaron NO al proyecto autoritario reeleccionista de Carlos Rovira, avalado por Néstor Kirchner. Es un excelente ejemplo a seguir por la oposición demócrata en todo el país, para oponerse con firmeza al creciente autoritarismo del setentismo nostálgico del kirchnerismo, a su violencia verbal, a sus amenazas a la prensa independiente, a sus actitudes de patotero adolescente contra el mundo de la empresa y a su avasallamiento permanente al Congreso y al Poder Judicial. Compatriotas argentinos: sigamos el ejemplo de Misiones, y digamos NO a la continuidad K en el 2007.

Wednesday, October 18, 2006

¿Por qué hay que pagar?

El gobernador Felipe Solá dice que su gobierno se hará cargo de restaurar San Vicente, tras los daños que le hicieron las patotas peronistas. ¿Por qué los contribuyentes de la provincia de Buenos Aires deben pagar por el vandalismo justicialista? Deberían pagarlo, de su propio bolsillo, los gestores del desastre: Moyano, Duhalde, Kirchner, Solá, los jerarcas oligarcas de la CGT. Porque ellos siguen destruyendo al país, siguen fomentando la violencia en las calles, y los costos los seguimos pagando los ciudadanos comunes.

Tuesday, October 17, 2006

Y sigue la violencia...

El peronismo sigue siendo violento: a veces con su intolerancia, a veces con sus "aprietes" al pensamiento independiente, a veces con las armas, incluso contra sus propios "compañeros". Pasó en Ezeiza y pasó hoy, 17 de octubre del 2006, en San Vicente. Y es que Perón siempre alentó la violencia, contra propios y extraños, desde el gobierno y en el exilio. Y para demostrar todo su desprecio al pueblo argentino -que lo sigue idolatrando-, dejó a su inútil esposa Isabel Perón en la presidencia, para destruir los cimientos de la Patria.

Monday, October 16, 2006

Donde más le duele a Kim Jong il

El Consejo de Seguridad de la ONU, finalmente, ha impuesto sanciones al régimen totalitario norcoreano por su carrera armamentista atómica, que pone en peligro la paz en Asia oriental. Una de las medidas es a donde más le duele a la tiranía de Kim Jong il: no venderle objetos suntuarios. Porque la gran masa de los norcoreanos apenas logra sobrevivir a las hambrunas de un régimen socialista que fabrica misiles, a costa de la miseria de los habitantes. Pero como siempre ocurre, los jerarcas del partido oligárquico ("vanguardia del proletariado") y su misterioso líder tienen una vida de lujo. Hay que pegarles donde más les duele...