Tuesday, October 17, 2006

Y sigue la violencia...

El peronismo sigue siendo violento: a veces con su intolerancia, a veces con sus "aprietes" al pensamiento independiente, a veces con las armas, incluso contra sus propios "compañeros". Pasó en Ezeiza y pasó hoy, 17 de octubre del 2006, en San Vicente. Y es que Perón siempre alentó la violencia, contra propios y extraños, desde el gobierno y en el exilio. Y para demostrar todo su desprecio al pueblo argentino -que lo sigue idolatrando-, dejó a su inútil esposa Isabel Perón en la presidencia, para destruir los cimientos de la Patria.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home